UNPLUGGING (EN ESPAÑOL) Y NUEVA CAJA DE CELULARES


09-03-2020

Reading time: 7 mins, 42 segs

Delaney Ruston escribió en su web Screenagers en una de sus Tuesdays Talks* de enero:

“Algunos titulares implican que los teléfonos inteligentes están destruyendo una generación, mientras que otros dicen que hay poco de qué preocuparse. Este debate no ayuda con la pregunta apremiante, ¿Qué debe hacer un padre?

El tiempo de pantalla excesivo puede ser una señal de alerta de que un adolescente está teniendo dificultades emocionales. Los adolescentes a menudo van a las pantallas para escapar de los resentimientos. Pero por cortos períodos de tiempo también pueden presentar riesgos. Solo lleva un minuto experimentar la crueldad en línea. Aun así, la mayoría de veces que los adolescentes están en pantallas, no experimentan cosas negativas.

Si tenemos demasiado miedo, ponemos a los adolescentes a la defensiva, alienándolos. Si los padres adoptan el enfoque opuesto y no intervienen, es probable que los adolescentes también se desvinculen.

Hay algunas acciones simples que todos los padres pueden tomar para ayudar a sus hijos adolescentes. Fomente las conversaciones abiertas y evite la actitud defensiva, reconociendo primero el importante papel que juegan sus teléfonos en sus vidas y luego pregunte sobre las cosas difíciles.

Aliéntelos a que sean conscientes de cómo sus experiencias digitales los hacen sentir. Aborde problemas irrefutables como la falta de sueño al requerir que los teléfonos salgan de sus habitaciones antes de acostarse.”

Y recientemente complementa estas ideas con una propuesta que va en la línea de una medida que hemos tomado en el colegio y sobre la que estamos conversando con sus hijos e hijas. (Hemos puesto unas cajas con llave en cada salón de 5º a 11º para colocar los celulares al inicio del día, dado que la norma dice que deben estar apagados y guardados hasta la salida, pero a veces resulta difícil de cumplir. No lo hacemos con los menores porque asumimos que no tienen celular ni lo traen. Si no es el caso lo vemos como una excepción y podemos atenderla así.) Dice Delaney Ruston:

“Desenchufarse” Dentro de cuatro días es el Día Nacional de la Desconexión, que comienza a la puesta del sol, el viernes 6 de marzo, y continúa hasta la puesta del sol el sábado 7 de marzo. Esta es una oportunidad perfecta para hablar con los jóvenes sobre cómo se sentirían ellos (y usted) acerca de guardar la tecnología durante 24 horas (menos o más) para este Día Nacional de la Desconexión. Las preguntas clave para hacer son: "¿Por qué hacerlo?" "¿Será tranquilo o estresante?" ¿Y, cómo hacerlo?"

El Día Nacional de la Desconexión comenzó hace aproximadamente una década. El proyecto es consecuencia del Manifiesto del Sábado, una adaptación del ritual de labrar un día por semana para desconectarse, relajarse, reflexionar, salir al aire libre y relacionarse con sus seres queridos.

Ahora cada año, hay más de 1,000 eventos en todo el país.

Incluso si no funciona para usted o sus hijos desconectarse durante 24 horas enteras, valdría la pena elegir solo un segmento de ese tiempo, como tal vez la noche del 6 de marzo. No importa qué, estas son preguntas que merecen una lluvia de ideas.

¿Por qué hacerlo?

Hay muchas razones que propondré aquí, pero, por supuesto, también hay muchas otras.

Una razón es "liberarse de la automaticidad". Se me ocurrió esta línea pensando en el Día Nacional de Desenchufar. Uno adquiere una gran cantidad de conocimiento al salir de los hábitos. Darse cuenta de las urgencias puede ser educativo, como la necesidad de revisar un teléfono o una computadora portátil, o la necesidad de elegir un controlador de videojuego. Pueden surgir pensamientos como "Wow, nunca pensé cuántas veces voy a hacer esto o aquello" o "Wow, nunca supe que sería tan difícil resistir el impulso de ..." o "Wow, se sintió genial saber que no era una opción para mí usar una pantalla por defecto durante ese período de tiempo ".

El "porqué" de su familia puede ser reclamar una sensación de relajación juntos. En una encuesta de padres, de la Asociación Americana de Psicología de 2017, el 45 por ciento informó que se sintió desconectado de sus familias, incluso cuando estaban juntos, debido a la tecnología.

Acabo de enterarme de la aplicación, lilspace, que contacta a los patrocinadores de negocios con las personas que se desconectan. Por cada minuto que la persona se desconecta, la empresa dona a una organización benéfica designada o sin fines de lucro. En marzo, cuando uno usa la aplicación para cronometrar sus minutos desconectados, un fabricante de calcetines le dará un nuevo par de calcetines a una persona que vive en un refugio para personas sin hogar.

Las escuelas, o incluso solo las clases individuales, pueden considerar un día desconectado, no tiene que ser esta semana. Crear oportunidades para sacudir el statu quo es la manera perfecta de generar discusiones reflexivas sobre cómo la tecnología ayuda a aprender, lo dificulta, afecta el tiempo entre estudiantes y maestros juntos, y el tiempo entre pares. Enmarcar un día desconectado en la escuela como un "Experimento en Ciudadanía Digital" podría ser genial.

¿Será tranquilo o estresante?

Algunas personas dan la bienvenida al evento como un tiempo libre de la constante atracción mental de los dispositivos. Este "no" total puede permitir que sucedan otras cosas. Otros pueden reaccionar inundados de sentimientos de ansiedad.

Recientemente, el MIT Review escribió sobre el trabajo del profesor Ron Srigley con sus alumnos. En 2015, Srigley les pidió a sus alumnos que intentaran ir varios días sin usar sus teléfonos celulares. En 2019, nuevamente les pidió a los estudiantes que hicieran lo mismo. Cada año, muchos estudiantes se inscribieron para el desafío. Los estudiantes de ambos años informaron las ventajas y desventajas de sus experiencias.

Algunos estudiantes reflexionaron sobre los aspectos positivos de no tener un teléfono e informaron que era más fácil completar el trabajo escolar. "Escribir un documento y no tener un teléfono aumentó la productividad al menos el doble", afirmó uno de los estudiantes. "Estás concentrado en una tarea y no te preocupas por nada más".

Algunos estudiantes obtuvieron ideas esenciales durante el desafío. Un estudiante escribió: "Tener un teléfono celular realmente ha afectado mi código moral personal y esto me asusta ... Lamento admitir que he enviado mensajes de texto en clase este año, algo que me juré en la escuela secundaria que nunca haría ..."

No es sorprendente que, en 2019, los estudiantes fueran más dependientes. Fue más difícil para ellos quedarse sin sus teléfonos y todas las herramientas que viven en ellos, como el horario del autobús o las aplicaciones de pago.

¿Cómo hacerlo?

Si decide desconectarse, ¿cómo puede aumentar la posibilidad de que sea relajante? Una forma es planificar. Durante mucho tiempo, experimenté todos los martes, desconectándome desde la cena hasta la mañana siguiente. Cualquier cambio de hábito es en verdad un experimento, y me llevó un tiempo darme cuenta de lo importante que era para mí planificar los correos electrónicos que tendría que enviar antes de sentarme a cenar. También necesitaba planificar cosas alternativas para poder resistir el impulso de agarrar mi computadora portátil. Por ejemplo, establecería un proyecto de cuentas y pondría una revista divertida junto a mi sofá, que tenía la intención de leer, como National Geographic o Eating Well. Durante estos meses, una cosa que me encantó fue que estaba más relajada y disponible para mi familia los martes por la noche.

¿Podría sugerir un juego de cartas en lugar de un videojuego o qué tal una búsqueda del tesoro por cosas que podrían encontrar afuera? O, si conduce en algún lugar, quizás hable sobre los juegos de autos que solíamos hacer en los "viejos tiempos", donde buscábamos diferentes placas de diferentes estados.

Aquí hay algunas preguntas para iniciar la discusión sobre el Día Nacional de la Desconexión:

Si fuera a desconectarse por el día, ¿qué cosas esperas que sean las mejores del día? ¿Cuáles serían las peores?

¿Cuáles son algunas de las formas en que organizarías el día, para que no haya tanta atracción hacia sus dispositivos?

¿Crees que podrías reunir a un grupo de amigos para desconectarse durante 24 horas? ¿O una cantidad de tiempo diferente?

¿Qué cosas te gustaría hacer o de qué conversarías al disponer de ese tiempo? (Justo este fin de semana es el Día de la mujer y hay muchas noticias importantes al respecto sobre la que podríamos tener interesantes conversaciones en familia.)

¿Cómo te estás sintiendo en el colegio con la nueva medida? ¿Has pensado en buscarle la vuelta? ¿Cómo te podría ayudar a cumplirlo y a verle el beneficio? (Como papás y mamás deben tener claro que, si llaman a su hijo(a) durante el día escolar y les contesta, o si ellos los llaman a ustedes, es porque han incumplido dos normas: no guardar el celular en el lugar correspondiente y además sacarlo, prenderlo y usarlo en horario de clases. El respeto y el cumplimiento de las normas debe ser parte importante de la educación que recibe su hijo aquí y en casa.)

 

* Nos encantaría que comparta este TTT de cualquier manera que funcione para usted, ya sea en las redes sociales o mediante un boletín informativo. Si desea enviarlo en su boletín informativo, solo le pedimos que nos acredite y enlace a nuestro sitio web, y háganos saber en lisa@screenagersmovie.com.

Manténgase en contacto con la comunidad de Screenagers en Facebook, Twitter y deje comentarios a continuación.

3 de marzo de 2020

Cookies use: This website uses its own and others cookies to improve your user experience and offer you an optimal service. If you continue browsing our website, you will be accepting the use of cookies and the conditions established in our Privacy Polity.   Agree