Actividades para realizar en familia durante las vacaciones


Es frecuente que hagamos planes para realizar durante las vacaciones y en familia. Sin embargo, cumplir lo planeado no siempre resulta tan sencillo. Si bien muchas veces leemos artículos y sugerencias sobre actividades diversas que nos entusiasman, es importante reflexionar sobre la poca frecuencia con la que llegamos a hacer alguna de las alternativas que nos propusimos, ¿les ha pasado?

Writen by: Lic. Elaine Wolfenzon (Psicóloga Educacional) |08-07-2021

Reading time: 4 mins, 51 segs

Es frecuente que hagamos planes para realizar durante las vacaciones y en familia. Sin embargo, cumplir lo planeado no siempre resulta tan sencillo. Si bien muchas veces leemos artículos y sugerencias sobre actividades diversas que nos entusiasman, es importante reflexionar sobre la poca frecuencia con la que llegamos a hacer alguna de las alternativas que nos propusimos, ¿les ha pasado?

 Es muy diferente leer una propuesta y emocionarse por ella, que realizarla. A veces, ni llegamos a elegir una de las alternativas porque nos sentimos abrumados por el trabajo, por alguna situación del entorno, porque nos cuesta decidirnos o solo por el miedo de que nuestra sugerencia no sea acogida. Considerando lo señalado, traemos a colación el concepto de compromiso previo, el cual hace referencia al contrato que uno establece consigo mismo para realizar una acción, lo que aumenta las posibilidades de que ésta realmente se lleve a cabo.

En este contexto, los invitamos a considerar hacer un compromiso mental antes de leer las ideas que aquí les proponemos para pasar tiempo en familia y disfrutar de las vacaciones. Entonces, antes de leer, les preguntamos: ¿Se sienten comprometidos con la idea de pasar tiempo de calidad juntos, atreverse a probar nuevas ideas y experimentar un tiempo de ocio saludable?...

Primero, es importante asegurarse de que la ansiedad no sea la que esté impulsando la planificación de las vacaciones. Si bien es frecuente que en vacaciones queramos recuperar el tiempo perdido y aprovechar ese espacio para practicar deportes, socializar, leer, y hacer muchas otras actividades, es importante considerar que las emociones se contagian y debemos evitar que los sentimientos de ansiedad se filtren en nuestros planes.

A continuación les brindamos sugerencias de cómo impulsar un tiempo para compartir experiencias en familia en un ambiente más distendido.

Fomentar el impulso social:
En vacaciones puede resultar interesante reunirse en familia y con amigos a los que solías frecuentar, o también realizar actividades que no hemos podido llevar a cabo. Por ejemplo, organizar un almuerzo al aire libre o un picnic con una familia con hijos de edades similares a las de los nuestros, promover espacios abiertos de juego y conversación. Un juego interesante es que, en parejas, padres e hijos escriban una lista de todas las pequeñas tradiciones familiares (las antiguas y actuales). Luego, todos dejan de escribir y cada pareja da lectura a sus respuestas. La pareja de padres e hijos que tiene más coincidencias gana. Este juego es una oportunidad para compartir y conversar sobre las tradiciones familiares. También es una forma de pasar un buen rato compartiendo tradiciones “simples y cotidianas” que hacen la vida más entretenida. Otra actividad interesante es ir al parque, al campo o realizar una caminata o paseo que nos acerque a la naturaleza. De igual modo, contar historias y anécdotas de sus hijos pequeños, de cuando ustedes eran adolescentes, o de la vida de los abuelos es una buena oportunidad para fortalecer la identidad de cada familia y que los hijos se apropien de su historia. 
Otra idea es que, en familia, todos hagan un cuestionario de personalidad y que cada uno traiga sus respuestas. En base a ellas, se pueden plantear interesantes historias, apreciaciones y anécdotas que resulten divertidas para todos. Además, este juego da pie a poder conversar sobre cómo es que cada uno es único y nos permite reflexionar sobre las ventajas y desventajas de tratar de hacer generalizaciones a partir de pocas preguntas o características.

Promover la salud
Las vacaciones son un buen momento para salir a caminar, probar nuevas recetas e incluso desafiar a la familia a preparar comidas saludables combinando distintos alimentos. En casa podrían organizar un concurso de recetas, para luego encontrar cuál es el plato estrella de cada quien. Además de ser divertido, esta experiencia es positiva para todos porque permite a la familia compartir tiempo de calidad, estimular su creatividad y desarrollar responsabilidad.   

Otro aspecto que resulta interesante realizar en familia es practicar algún deporte juntos. El compartir actividades al aire libre que les permitan sentirse en forma, repercutirá en la salud y el estado de ánimo de todos. También se pueden probar nuevas rutinas de ejercicios, estiramientos, prácticas de relajación etc. 
Fomentar conductas de colaboración y ayuda a los demás 
Podemos aprovechar que los chicos tienen más tiempo libre para estimular una mayor cantidad de conductas de colaboración en casa. Si bien siempre es importante que se comprometan con hábitos y rutinas que ayuden a una mejor convivencia, con mayor tiempo pueden asumir más responsabilidades: con las mascotas si las tienen, acompañando a los abuelos y ayudándolos con alguna actividad, por ejemplo. También puede ser interesante que se involucren en algún proyecto de voluntariado; por ejemplo, ordenar juguetes, libros o ropa que ya no usan para hacer paquetes y donarlos a alguien que los pueda aprovechar más, o iniciar actividades que promuevan el cuidado del medio ambiente como el compostaje, el reciclaje o la creación de un pequeño huerto en macetas o en el jardín.  
Impulsar el arte
Durante las vacaciones pueden visitar galerías y museos, al igual que ir a librerías para escoger algún libro interesante. También, es recomendable realizar actividades creativas como redecorar algún ambiente de la casa con la participación de los hermanos o de la familia, reordenar espacios, hacer trabajos de pintura, dibujo, collage, entre otros.  

Fomentar el desarrollo de un pasatiempo
Si alguien en casa tiene un pasatiempo es buen momento para promoverlo y compartirl con los demás. Se podría investigar sobre el tema y compartir lo que nos apasiona con los otros miembros de la familia.  
Promover la escritura
Escribir es una excelente manera para que los chicos aprendan a expresar sus ideas y sentimientos. Los ayuda a organizar sus ideas, promueve la creatividad y favorece la comunicación. Algunas ideas para estimular esta habilidad pueden ser: escribir cartas a gente que no ven seguido, escribir un diario familiar de las vacaciones, un blog o historias de manera colaborativa...
Si bien las actividades son provechosas, el que los niños puedan contar con un tiempo de ocio también lo es. Los pequeños y, también los adultos, necesitan aprender a darse tiempo para ellos, a hacer una pausa que les permita silenciar la gran cantidad de estímulos externos y conectarse con su mundo interior para escucharse a sí mismos, aprender a observar, a reconocer sus intereses, desarrollar su fantasía, entretenerse solos, adquirir mayor flexibilidad y potenciar su creatividad.

[1] Adaptado de: RUSTON, Delaney (junio, 2021). “Screenagers - Ideas divertidas de verano para toda la familia”. 

Cookies use: This website uses its own and others cookies to improve your user experience and offer you an optimal service. If you continue browsing our website, you will be accepting the use of cookies and the conditions established in our Privacy Polity.   Agree